· 

El rótulo histórico que alumbra la Gran Vía


Cuando recorres la maravillosa Gran Vía de Madrid, un cartel a mitad de calle nos llama la atención. No importa cuántas veces  hayas pasado por delante, siempre volverás a mirar hacia arriba. Ese cartel, en el histórico Edificio Carrión, no es otro que el emblemático luminoso de Schweppes. 

 

Pero antes de hablar de él, retrocedamos a los años 30: Luis Martínez- Feduchi y Vicente Eced Eced fueron los arquitectos elegidos para llevar a cabo una obra que, años después, se considerará como Bien de Interés Cultural (BIC) por el gobierno de la Comunidad de Madrid. Fue el único proyecto de esa envergadura que se realizó en esa época, construido entre 1931 y 1933. Según la memoria de proyecto del 14 de enero de 1931 se describe al futuro edificio Art déco así: una <<zona del chaflán" en la que se piensa edificar un establecimiento de oficinas o café a nivel de planta baja, comunicado con sótanos destinados a salas de billares y entresuelo ocupado por un salón de té, sobre el que se alzan nueve plantas, de las cuales las tercera, cuarta y quinta se proyectan para oficinas, mientras que de la sexta a la novena contienen 64 habitaciones para apartamentos en régimen de hotel, cada una con sus servicios de baño, lavabo y w.c., que medirán unos 17 m2. En los sotabancos de las plantas décima y undécima retranqueado el primero 2'50 m respecto de la fachada, y el segundo 5 m se proyectan dos áticos: el primero para restaurantes con terrazas y el segundo para estudios; abarcando la torre las plantas once a catorce, que se destinan a estudios. En la llamada "zona semi-interior" de forma trapezoidal comprendida entre las medianeras del solar y la calle de Jacometrezo, se encaja una gran sala de espectáculos y cinematografía de 1.848 localidades con sus entradas, vestíbulos, taquillas, escenario y servicios complementarios , que se compone de patio de butacas en pendiente, foso de orquesta y escenario con telón cortafuegos, y dos entresuelos con sus correspondientes espacios de foyer, comunicados entre sí por sendas escaleras imperiales situadas en sus extremos.>>

 

Debido a que el edificio incorpora grandes avances tecnológicos, recibió premios como el Premio Ayuntamiento de Madrid en 1933 y la Medalla de Segunda Clase en la Exposición Nacional de Bellas Artes de 1934

 

La fachada del edificio fue diseñada para ubicar publicidad, tanto por su buena ubicación como la buena visibilidad del mismo en una zona comercial, a lo largo de los años se han ubicado diferentes carteles como el de la marca Camel pero fue en 1975 cuando los publicistas de Schweppes se fijaron en este edificio para colocar su emblemático cartel que 47 años después sigue iluminando la Gran Vía.

Está situado a 37 metros de altura, mide 10,65 x 9,36 metros, las letras pesan 100 kilos y el conjunto del letrero 600. Lo integran 104 neones.

 

Detrás de este cartel se encuentran las habitaciones del Hotel Vincci Capitol. Se trata de dos suites con forma semicircular y una decoración que hace honor a Schweppes. Cuenta con una cama redonda imitando la chapa de la botella, muebles de color amarillo y una moqueta con motivos de burbuja.

 

Este cartel se ha convertido en un emblema de la Gran Vía, de Madrid y de la cultura de los años 70. Por ello hemos querido rendir homenaje a Madrid realizando esta pieza tan especial; una idea de la artista lumínica Luisa Álvarez, con la que hemos colaborado para crear el equilibrio perfecto entre metal, vidrio, color y luz.

 

Este cartel combina tres técnicas de iluminación: bombillas incandescentes, neón y retroiluminado. La pieza es entera de metal y está pintada y soldada a mano. Un trabajo totalmente artesanal realizado con cariño hasta el último detalle por los dos equipos: Luisa Álvarez-Roswell. 

 


Rosana MG.

Schweppes / Gran Via (Night) 

Interior del Hotel Vincci Capitol 4* 

Cartel luminoso  Schweppes edificio carrión Madrid Gran Vita Rotulo Luminoso
Cartel Realizado por Roswell y Luisa Álvarez


Escribir comentario

Comentarios: 0